Etiquetas

sábado, 19 de enero de 2013

RECETA DE GALLETAS DE CACAO




Ya os conté como preparé mi primer candy bar (vamos, lo que viene siendo una mesa de dulces). Para ello, entre otras muchas cosas, elaboré unas galletas de cacao decoradas con glasa.

Era la primera vez que preparaba estas galletas, y no tenía muy claro si el resultado iba a ser bueno para decorarlas después. Pero, aunque es un proceso laborioso, quedaron perfectas para decorar y además, y muy importante, estaban buenísimas. El cacao les daba un ligero sabor amargo riquísimo.
 
Va la receta.

INGREDIENTES Y PREPARACIÓN:

 INGREDIENTES PARA LA MASA

-250 g. de mantequilla a temperatura ambiente (las barquetas de casi todos los supermercados suelen venir con esa medida)
-200 g. de azúcar glass tamizado (yo utilizo el de la marca "Casado" que está fenomenal de precio, 1,29€ los 450g. Lo venden, por ejemplo,  en los supermercados Gigante)
-1 huevo XL (a temperatura ambiente, hay que acordarse de sacarlo de la nevera a
la vez que la mantequilla)
- 600 g. de harina de trigo
- 50 g. de cacao (yo utilicé el de la marca "Valor" )
- 1 cucharadita de extracto de vainilla (puedes utilizar el sabor que más te guste)
- un chorrito de leche semidesnatada



PREPARACIÓN DE LA MASA
Batir la mantequilla con el azúcar glass a velocidad lenta hasta que quede  bien mezclado. Batimos ligeramente el huevo con la vainilla y lo añadimos a la mezcla.
Tamizamos la harina con el azúcar glass y lo incorporamos a la mezcla, cucharada a cucharada, mientras vamos batiendo. Llegará un momento en que la masa esté muy seca y desmigada. En ese momento echamos el chorrito de leche y batimos (la masa debería despegarse de las paredes del recipiente donde estamos batiendo) y acabamos de incorporar toda la harina.
Amasamos la masa con las manos haciendo con ella una bola grande.
Partimos la bola en 4 partes.
Ponemos la bola entre dos papeles de horno y con el rodillo estiramos  hasta un grosor de 0,5cm aprox.
Hacemos lo mismo con las 4 bolas y enfriamos en la nevera  durante  2 ó 3 horas.

Cuando la masa está bien fría la sacamos de la nevera y  cortamos con la forma elegida ( yo hice galletas de corazón).
Volvemos a meter en la nevera ya cortadas para que se enfríen y no se deformen durante el horneado.

Horneamos a 190 grados durante 12 ó 15 minutos (depende del tamaño de las galletas) o hasta que los bordes estén doraditos. Hay que tener cuidado porque el color de esta masa es oscuro por el cacao y no se aprecia bien si se están dorando ¡o quemando!
Una vez las sacamos del horno dejamos que se enfríen  unos minutos en la bandeja y después las pasamos con una espátula a una rejilla para que se acaben de enfriar.
Una vez estén bien frías ya se pueden decorar.
En este caso yo las decoré con glasa rosa fuerte y blanca, aunque también se pueden decorar con fondant. Personalmente  prefiero el sabor y la textura de la glasa, pero claro eso va en gusto.
 

INGREDIENTES PARA LA GLASA
 
-3 claras de huevos pasteurizadas ( yo las compro en Mercadona, ¡ojo con la caducidad!)
- 200g de azúcar glass tamizada por cada clara de huevo (en este caso 600g)
- colorante en pasta del color deseado
 
PREPARACIÓN DE LA GLASA

Ponemos todos los ingredientes en un bol y batimos durante 5 minutos. La masa tomará un color blanca, brillante y con una textura parecida a la pasta de dientes ¡ya tenemos la glasa de deliniado! (la del borde).
 
En este punto teñimos la glasa. Hay que mezclarlo muy bien para que el color quede homogéneo. Ponemos en una manga pastelera con una boquilla del 3 una parte de la glasa que hemos hecho (más o menos 1/3)  y el resto  la utilizamos para hacer glasa de relleno.
 
Para ello vamos añadiendo poco a poco unas gotas de agua templada hasta conseguir la textura deseada. Está conseguida cuando hacemos una "montañita" de glasa, contamos hasta 6 ó 7 y desaparece la "montañita", (se estira). Ponemos esta glasa en un biberón y ¡listo! ¡a decorar! 
Mucho cuidado con no tocar la glasa pues tarda un montón en secar (no os fiéis, aunque parezca que está seca es probable que con las prisas dejes el dedazo marcado  en tu preciosa galleta ¡hablo por experiencia, y juro que dan ganas de llorar!)
 
 
Truquillos:
 
A la hora de hacer galletas es muy importante la planificación. Yo tengo un cuadernito donde hago el diseño previamente, de tal manera que cuando me voy a poner a hacer la glasa sé de qué colores voy a teñir y más o menos cuánta glasa voy a preparar.
En el momento de ponerme a decorar preparo todo lo que voy a necesitar para no tenerme que levantar mil veces, por eso es tan importante tener muy claro lo que vamos a hacer.
 
Lo que yo hago es preparar un día la masa  e incluso el horneado, dependiendo del tiempo que tenga (acordándonos que las galletas antes de pasar al horno tienen que estar un par de horas en la nevera). Una vez horneadas y ya frías las guardo en una lata. Al día siguiente decoramos con glasa o con fondant, y al tercer día ya están listas para ser empaquetadas.
Las galletas son muy trabajosas de hacer, no hay que tener prisa, pues llevan su tiempo. Yo soy un poco ansiosa y por las prisas he estropeado algunas de mis creaciones por lo que ahora me lo tomo con más calma (¡por lo menos lo intento!).
Reconozco, que apesar del tiempo que lleva hacer las galletas decoradas ¡¡¡me encanta hacerlas, quedan taaaaan bonitas!!!
 
 
 



1 comentario:

Si me quieres comentar algo... Es el momento!

linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...